MEJORA MÁS DE 175 ENFERMEDADES Y SÍNDROMES COMO:

  • ARRUGAS.
  • CISTITIS.
  • ALERGIAS TIPO 1.
  • FIBROGÉNESIS.
  • COMBATE ENDOTOXINAS.
  • AYUDA A LA RECUPERACIÓN TRAS LA INHALACIÓN DE HUMO.
  • REGULA Y NORMALIZA LOS PARÁMETROS EN SÍDROMES METABÓLICOS.
  • AYUDA EN LA HYPERALEXIA.
  • PERIDONTITIS.
  • ÚLCERA GÁSTRICA.
  • COLITIS ULCEROSA.
  • DISFUNCIÓN ERÉCTIL.
  • OSTEOPOROSIS.
  • FATIGA MUSCULAR.
  • ACIDOSIS METABÓLICA.
  • ASMA.
  • HIPOXIA NEONATAL.
  • INTOXICACIÓN POR MONÓXIDO DE CARBONO.
  • EXTENSIÓN DE LA VIDA.
  • MOVILIDAD ESPERMÁTICA.
  • FIBROMIALGIA.

Beneficios del agua hidrogenada:

Sólo con cambiar de agua normal a agua enriquecida con hidrógeno, un gran número de personas se han curado de enfermedades graves, recobrando por completo su salud.
Permítanme presentarles a cinco pacientes que se recuperaron de enfermedades graves después de beber agua antioxidante, enriquecida con hidrógeno.
Los cinco casos han sido elegidos de entre un gran número de casos registrados.
Esto cinco pacientes, que padecían enfermedades graves, se curaron por completo sin posteriores recaídas, después de algún tiempo bebiendo agua enriquecida con hidrógeno.

LA EFECTIVIDAD DEL AGUA ENRIQUECIDA CON HIDRÓGENO, AGUA CON HIDRÓGENO ACTIVO, AGUA ANTIOXIDANTE.
Autores: Dr Kawamura Munenori y Dr. Shirahata Sanetaka
Fecha de publicación del libro: 1 de junio de 2003

Nacido en 1938 en la prefectura de Yamaguchi.
Doctor en Medicina en la Universidad de Kobe.
Un miembro especial de la Asociación para la Atención Integral de Medicina y la Investigación de la Salud (organización no lucrativa).
Centrado en los efectos sobre el agua antioxidante, producido por un instrumento de Nippon Trim, desde el principio, y lo introdujo al campo de la medicina para el tratamiento de la diabetes y la atopia desde 1985.
En estos días, sus informes clínicos del uso de antioxidantes en el agua, han recibido una atención no sólo de la sociedad médica, sino también en diversos campos.

Sólo con cambiar de agua normal a agua enriquecida con hidrógeno, un gran número de personas se han curado de enfermedades graves, recobrando por completo su salud.

 

Permítanme presentarles a cinco pacientes que se recuperaron de enfermedades graves después de beber agua antioxidante, enriquecida con hidrógeno.

 

Los cinco casos han sido elegidos de entre un gran número de casos registrados.
Esto cinco pacientes, que padecían enfermedades graves, se curaron por completo sin posteriores recaídas, después de algún tiempo bebiendo agua enriquecida con hidrógeno.

El primer caso es un varón de 53 años que sufría de gangrena causada por diabetes. (pag 179-182)

 

La gangrena consiste en necrosis y por consiguiente descomposición de los tejidos causada por infección, trombosis o falta de riego sanguíneo.

Es normalmente el resultado de la falta de riego sanguíneo, causado en ocasiones por lesión y la posterior infección bacteriana. Esta circunstancia es más común en las extremidades.

El paciente había sido diagnosticado con diabetes treinta años atrás, habiendo sufrido esta enfermedad la mayor parte de su vida adulta.

 

Había empezado el tratamiento con insulina hacía seis años, en 1997. Pero los síntomas de la diabetes se fueron agravando y perdió parte de la visión del ojo izquierdo en noviembre de 2001. Finalmente se le detectó gangrena en el cuarto dedo del pie derecho, en diciembre de 2001, expandiéndose poco después a toda la pierna derecha.

 

Cuando visitó nuestra clínica en marzo de 2002, el pus le cubría toda la pierna y el pie. El Dr. Kawamura pudo ver claramente, al examinar con rayos X, que los huesos del pie se estaban deteriorando.

Aproximadamente un mes antes de la visita al Dr. Kawamura, el paciente estuvo en otro hospital, donde concluyeron que la única alternativa era amputar por debajo de la rodilla.

El Dr. Kawamura comenzó a darle de beber agua enriquecida con hidrógeno y poco después vio que el deterioro de los huesos del pie se detenía y la forma del hueso del dedo se volvía a recuperar.

El hinchazón de los pies, las piernas y los dedos comenzó a remitir y desapareció completamente en nueve meses después de empezar el tratamiento con agua enriquecida con hidrógeno.

 

El paciente se recuperó completamente de una gangrena extremadamente grave en nueve meses, después de empezar a beber agua enriquecida con hidrógeno.

 

En la página 181, hay 6 fotos de la gangrena del paciente y de las condiciones de los dedos y de los huesos.

En la fotografía superior, en el primer examen médico con los pies hinchados y el hueso del dedo del pie disuelto.

 

En la fotografía intermedia, 4 meses después comenzaron a beber agua rica en hidrógeno – En el camino hacia la recuperación

En las fotografías inferiores, 9 meses después comenzaron a beber agua rica en hidrógeno.

hydrogenwater-beneficios

El segundo caso es un varón de 60 años enfermo de hepatitis C. (pag 182-185)

Este paciente se recuperó de los síntomas de la enfermedad en un año y medio desde que empezó a beber agua enriquecida con hidrógeno.

Visitó nuestra clínica cuando ya llevábamos un año usando agua rica en hidrógeno en nuestros tratamientos.

Le había sido contagiado el virus en una transfusión, a raíz de un accidente ocho años atrás. Tenía los niveles hepáticos totalmente descompensados antes de visitar nuestra clínica y le habían asegurado en un hospital de Kobe que la hepatitis C era incurable y que a lo largo de los años corría riesgo de que se convirtiera en cirrosis o cáncer de hígado.

El tratamiento de la hepatitis C normalmente conlleva medicación. Al mismo tiempo que la medicación empezó a beber agua enriquecida con hidrógeno, aunque yo pensaba entonces que no tendría otro efecto que el de un placebo, ya que sólo hacía un año que usábamos el agua hidrogenada y no confiaba mucho en los resultados del tratamiento.

Seis meses después el paciente nos pidió que le interrumpiésemos la medicación. Por aquel entonces todos los marcadores de su hígado estaban ya dentro de lo normal y el paciente tenía un aspecto totalmente saludable.

Después de un año y medio bebiendo agua enriquecida con hidrógeno todos los análisis de su hígado daban resultados normales y seguía gozando de buena salud.

El paciente visita nuestra clínica dos veces al año desde que se le dio el alta, para revisión. Ya ha cumplido setenta años y todos los análisis siguen dando resultados normales. Diecisiete años antes le habían dicho en un gran hospital que podía acabar con un cáncer y ahora disfruta de una salud perfecta, como si nada le hubiese sucedido.